miércoles, 13 de abril de 2016

Podemos y PSOE se unen en el Congreso para dar luz verde a la Ley 25 de emergencia social

Las negociaciones entre ellos para alcanzar un acuerdo que evite las elecciones están oficialmente rotas, pero tanto PSOE como Podemos siguen haciéndose llamamientos mutuos a la rectificación para lograr un acuerdo de última hora. Y aunque no parece que niguno vaya a dar su brazo a torcer, este martes han vuelto a votar juntos en el Congreso, algo que ha ocurrido a menudo en lo que va de legislatura, como sucedió la semana pasada con la iniciativa socialista para paralizar la LOMCE. En esta ocasión ha sido para aprobar la toma en consideración de la Ley 25 de Emergencia Social de la formación morada, un plan de rescate ciudadano que incluye medidas para evitar los desahucios sin garantía habitacional, garantizar los suministros energéticos a las familias vulnerables y poner fin a los copagos de medicamentos, entre otras.

El inicio de la tramitación de la proposición de ley ha salido adelante con el único voto en contra del PP, que ha vuelto a mostrar su aislamiento, pero ha recibido críticas de casi todos los grupos, incluidos los que han votado a favor. Ahora pasará a comisión, donde se abrirá un plazo para que los distintos partidos presenten sus numerosas enmiendas, y de ahí irá al Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. El valor del resultado de esta primera votación será, por tanto, simbólico, puesto que el PP, aunque no puede frenarla, sí puede demorarla lo suficiente (hasta dos meses) para que su aprobación definitiva no llegue a tiempo antes de unas nuevas elecciones, que se convocarán el 2 de mayo próximo si no hay antes acuerdo de investidura.

Ciudadanos se ha abstenido, al igual que los nacionalistas de PNV. El PSOE ha votado a favor, pero no sin antes criticar "los errores de fondo y forma" que, a su juicio, contiene la proposición de ley. La diputada socialista Isabel Rodríguez ha acusado a la formación morada de no saber legislar, y le ha reprochado desde el título de la iniciativa, por considerar que no hace referencia a la materia de la ley, hasta su contenido, en el que el grupo socialista estima que "no se abordan las causas de la pobreza y la exclusión social en España" y se ponen "parches a sus consecuencias".

Rodríguez también ha recordado a los de Podemos que su proposición "puede decaer en 15 días y no convertirse en ley" si no hay un Gobierno pronto que evite las elecciones. "Votamos con ustedes para corregir las políticas de Rajoy, y ustedes votan para mantener a Rajoy en la Moncloa", subrayó, mientras desde su escaño podía verse al líder de la formación morada, Pablo Iglesias, negar con la cabeza y decir "qué caradura".

La iniciativa estrella de Podemos

La Ley 25, que toma su nombre del artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, fue la primera iniciativa legislativa registrada en el Congreso en esta legislatura, y es la propuesta más emblemática de Podemos. El secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, encargado de defenderla en el Pleno, ha criticado vehemente que España sea el segundo país de Europa en pobreza y "viole de forma sistemática los derechos humanos en materia de vivienda", por lo que ha pedido la dación en pago y la garantía de un alquiler y de una vivienda para las familias desahuciadas sin recursos.

"Verdad, justicia, reparación y no repetición", ha urgido Mayoral en un discurso muy exaltado en el que ha reconocido que la Ley puede mejorarse, pero debe ser prioritaria para "situar en el centro del debate político que la pobreza no es un fenómeno de la naturaleza, sino la violación sistemática de derechos humanos de amplios sectores de la población".

La Ley pide que en el plazo de tres meses las entidades financieras, sus filiales inmobiliarias o fondos de inversión pongan a disposición del "interés general" un registro de viviendas vacías para las familias que pueden ser desahuciadas. También, la garantía del suministro eléctrico para evitar cortes de luz o de gas por impago de facturas, bien a través de un bono social o bien obligando a la compañía suministradora a no cortar el suministro. Plantea recuperar la universalidad de la sanidad, devolver la tarjeta sanitaria a las personas sin papeles y garantizar la alternativa habitacional a las mujeres víctimas de violencia machista. Además, plantea ampliar el concepto de víctimas de esta lacra y considerar también a las de trata y de mutilación genital.

Por parte de Ciudadanos, el diputado Pablo Yáñez ha señalado que su formación no bloqueará este debate, pero ha dicho que se trata de medidas "inviables y demagógicas". Ha lamentado que Podemos haga promesas irreales y que las cuentas no cuadren y generen desconfianza hacia las instituciones. El portavoz de ERC, Joan Tardá, ha mostrado su enfado con Podemos porque ha hecho una "chapuza" al no tener en cuenta las competencias de las Comunidades Autónomas y no aclarar "quién tendría que pagar estas medidas". La diputada del PP María Eugenia Romero ha incidido en que se trata de propuestas "populistas" que proponen "el cielo" y aumentarán el gasto.

Votación como ejemplo de un posible acuerdo

El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, insistía por la mañana, horas antes de la votación, en que todavía es posible llegar a un acuerdo con los socialistas, después de que Podemos conozca el resultado el próximo lunes de la consulta que habrá hecho a sus bases, en las que preguntará si quieren secundar un Gobierno basado en el pacto entre PSOE y C's y si apoyan el Gobierno de coalición entre fuerzas de izquierda que propone la dirección.

Por supuesto que hay condiciones para formar un gobierno del cambio", afirmó Errejón, e instó a fijarse en la votación en el Pleno del Congreso de su Ley 25. "Dibujará una mayoría de gobierno progresista. Los ciudadanos verán que los números son posibles. Miren el marcador de votos. Sigue habiendo condiciones, las puertas siguen abiertas y sigue habiendo tiempo si hay voluntad para un gobierno de coalición progresista", afirmaba Errejón en referencia al PSOE antes de la votación. Y aprovechaba la ocasión para recordar que los socialistas y Podemos han votado en el mismo sentido "mucho más a menudo" de lo que lo han hecho los diputados socialistas junto a los de la formación naranja.

En ese sentido, la Ley 25 constituye, a juicio de Errejón, "una evidencia más de que hay un camino para construir un gobierno del cambio". Pero para ello, la formación morada sigue insistiendo en que el PSOE debe elegir entre pactar con ellos y avanzar por la vía de un gobierno de coalición formado por fuerzas de izquierda, o "entenderse con el PP", que a donde consideran que le aboca su pacto con Ciudadano. A juicio de Errejón, pactar a la vez con el partido naranja y con el morado, como defiende el líder socialista, Pedro Sánchez, no es viable, algo en lo que han insistido hasta la saciedad tanto desde Podemos como desde C's.

"Hacemos un llamamiento con todo el respeto a la reflexión de que si esa mayoría da para sacar leyes, debería dar para formar un gobierno", afirmó el portavoz parlamentario de la formación morada. En esa misma línea también se expresó el líder del partido, Pablo Iglesias, que poco antes del Pleno donde sus diputados y los socialistas votaron a favor de su proposición de ley instó a Sánchez a dejar de "tomar el pelo" a los ciudadanos y elegir entre conformar un gobierno con el PP o con Podemos. "Sólo hay dos posibilidades de gobierno en España, una en la que está el PP y otra en la que está Podemos. No hay más. El resto de posibilidades se han demostrado imposibles", ha destacado.

Llamamiento de Sánchez

Iglesias respondía así a Sánchez, que horas antes llamaba a Podemos ante los diputados y senadores socialistas a "desbloquear la la situación" para poner fin juntos "al Gobierno de la vergüenza y que Soria deje de ser ministro y Rajoy deje de ser presidente".

El líder del PSOE, que ha sido recibido con aplausos por los suyos en una reunión a la que también han asistido los miembros del equipo negociador socialista, ha reiterado que defenderá "hasta el último minuto" la alianza transversal con Podemos y C's para formar gobierno y evitar las elecciones, a su juicio la "única opción posible". Por ello, ha pedido a Iglesias que "abandone los vetos y los sillones" y a Rivera que deje a un lado "las líneas rojas" para negociar un acuerdo tripartito antes de la ronda de consultas que el Rey llevará a cabo los próximos días 25 y 26 para saber si es posible la investidura o se repiten los comicios.

Fuente: 20 Minutos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha