miércoles, 13 de abril de 2016

Soria no dimite y pide explicaciones al registro mercantil de Reino Unido

José Manuel Soria, por si a alguien se le pasó por la cabeza en la tarde del martes, no iba a dimitir en una de las dependencias del Congreso de los Diputados. Tampoco está por la labor de dejar su cargo en el Gobierno, pese a los indicios que pesan sobre él por la filtración de los papeles de Panamá y a las confusas aclaraciones que pretende aportar conforme se van conociendo más detalles de su presunta situación fiscal antes de ser alcalde de Las Palmas en 1995.

Así se pronunció Soria en su comparecencia en la Cámara Baja, donde el ministro de Industria insistió en la inocencia de la que hizo gala ayer en cuanto medio de comunicación fue requerido tras conocerse que su nombre -y el de su hermano, firma incluida- es uno de los que figuran en los documentos que ponen en cuestión la honestidad fiscal de cientos de personalidades.

En una comparecencia plagada de contradicciones con respecto a las explicaciones de ayer, Soria compareció en el Congreso asegurando que no tiene ninguna empresa opaca en el extranjero y que nunca la ha tenido; no va a dimitir, porque no tiene motivos, y cree que el hecho de figurar como "secretario" en la empresa británica de UK Lines es un "error", aunque su padre fue "accionista". Otro "error" más que se suma a la información del lunes, cuando La Sexta y El Confidencial constataron que el ministro de Industria figuró como administrador durante unos meses de 1992 de una empresa offshore radicada en Bahamas e inscrita por Mossack Fonseca denominada UK Lines Limited -casualmente, como la británica desvelada 24 horas después y en la que Soria figura como secretario entre 1991 y 1997-.

De esta forma, y con sus autorizaciones de pose a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Soria apunta a falsedades del registro mercantil británico ("De que soy secretario de UK Lines me he enterado esta mañana") y de los papeles de Panamá, o mejor, del despacho Mossack Fonseca. El ministro de Industria ha solicitado su comparecencia ante el Parlamento para explicar su implicación en los papeles de Panamá, pese a que la norma general del Gobierno es que no puede ser controlado por un Congreso ajeno a su elección. Todo apunta a órdenes directas del presidente del Gobierno a su ministro y ya no tan amigo, José Manuel Soria.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha