sábado, 5 de marzo de 2016

Lula da Silva abandona la comisaría tras declarar sobre la corrupción en Petrobras

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ya ha abandonado la comisaría de la Policía Federal a la que ha sido conducido este viernes a declarar, tras un interrogatorio que se ha prolongado durante más tres horas ante los responsables de la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Lula, que fue llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local (11.00 GMT), salió de la terminal hacia las 11.30 (14.30 GMT) en un coche particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

El exjefe de Estado es el principal blanco en una operación realizada por la Policía Federal en el marco del proceso por los desvíos en la petrolera estatal por más de 2.000 millones de dólares. En este contexto, la policía ha registrado también varias residencias del exmandatario, incluyendo el Instituto Lula, de sus familiares y de algunos allegados.

Entre las propiedades figuran un apartamento de playa y una casa de campo que están a nombre de empresarios pero cuya propiedad se atribuye a Lula en un proceso por ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero.

Hay indicios "significativos"

El expresidente, contra quien fue dictada una orden de "traslado coercitivo" para que compareciera a la comisaría sin que se le privase de la libertad en ningún momento, abandonó el aeropuerto por una puerta trasera y a la que no tenían acceso ni el público ni la prensa.

En una rueda de prensa, el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima, responsable de la investigación del caso de Petrobras, ha dicho que el conjunto de indicios contra el exmandatario es "bastante significativo". Según el fiscal, el Instituto Lula, presidido por el líder político, recibió cerca de 20 millones de reales (unos 5 millones de dólares) en donaciones de las cinco empresas más implicadas en los desvíos en Petrobras.

El fiscal añade también que el exjefe de Estado recibió de esas mismos cinco empresas cerca de 10 millones de reales (unos 2,5 millones de dólares) como pago por conferencias que dictó tanto en Brasil como en el exterior.

De acuerdo con las cuentas de la Fiscalía, del total de recursos recibidos por el Instituto Lula en los últimos años, un 60 % provino de las cinco empresas más implicadas en las corruptelas de Petrobras, que también fueron responsables por el 47 % de los recursos que el exgobernante recibió por dar conferencias desde que fue sucedido por Dilma Rousseff en 2011.

Rousseff convoca una reunión de emergencia

La presidenta brasileña ha convocado este viernes a sus ministros del área política para analizar la situación de su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva. Fuentes oficiales han informado de que en la reunión participan los ministros de la Presidencia, Jaques Wagner; de la Secretaría General, Ricardo Berzoini; de Información, Edinho Silva; y de Justicia, Wellington Lima; así como el abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo.

Salvo el ministro de Justicia, que asumió su cargo este jueves, el resto de los participantes pertenecen al Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula en 1980, que es la formación más salpicada por los escándalos que se investigan.

El Gobierno aún no ha reaccionado en forma oficial frente a la operación, pero el presidente del PT, Rui Falcao, convocó a la militancia del partido a "movilizarse" ante lo que calificó de "momento grave, en que se monta una operación política, un espectáculo mediático en torno a Lula y su familia".

Enfrentamientos entre simpatizantes y detractores

Partidarios y opositores de Lula da Silva han protagonizado momentos de tensión en Sao Paulo después de que la policía trasladara a la comisaría al exmandatario. Pese a la intervención de la policía, varias personas resultaron heridas en los enfrentamientos.

Ambos grupos se han congregado frente a la casa del expresidente donde han intercambiado insultos y acusaciones. Los cánticos de "Lula guerrero, el pueblo brasileño" de sus seguidores se mezclaron con los gritos contra el Partido de los Trabajadores, formación a la que pertenecen Lula y su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff.

Simpatizantes y detractores de exmandatario han anunciado que se movilizarán durante todo el día. Además, el próximo 13 de marzo está prevista una gran manifestación a favor del inicio de un juicio político contra Rousseff.

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha