viernes, 20 de mayo de 2016

Castilla y León prohíbe matar al Toro de la Vega pero mantiene el encierro

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves un decreto ley que prohíbe matar reses de lidia en espectáculos taurinos populares y tradicionales, lo que afecta al Toro de Vega que se celebra en la localidad vallisoletana de Tordesillas en septiembre, tal y como informó Europa Press. El decreto ley tendrá que pasar por el pleno de las Cortes de Castilla y León en menos de un mes.

La portavoz del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma), Laura Duarte, ha calificado la medida como "una noticia fantástica". Duarte ha subrayado en conversación con infoLibre el trabajo que "desde hace años llevamos haciendo para acabar con el Toro de la Vega", que es, para el partido, "un icono del maltrato hacia los animales".

La portavoz ha señalado que durante meses se han reunido con la Junta de Castilla y León para pedir la prohibición legal del festejo. De momento, continúa –y a falta de conocer el texto legal–, "entendemos que se va a adaptar el festejo a la prohibición de herir, pinchar y torturar a los toros en los festejos populares, y por supuesto matarlos", que hasta el momento contemplaba al Toro de la Vega como una excepción. Aunque Duarte ha asegurado que el fin de los encierros también está entre los objetivos de la formación, ha reconocido que "acabar con un festejo tan polémico nos da pistas de que quizá ese final está más cerca".

A finales del año 2014, el partido animalista denunció las irregularidades de la celebración taurina presentando dos recursos contencioso-administrativos, siendo uno de ellos, el que denunciaba una serie de defectos de forma como la ausencia de permisos reglamentarios, el causante de que el alcalde de Tordesillas fuera llamado a declarar en julio del 2015, y que el Juzgado Contencioso Administrativo 4 de Valladolid finalmente declarara nula la autorización del festejo taurino celebrado en Tordesillas en septiembre del 2014.

La nueva normativa

Por su parte, el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha presentado este jueves el decreto que entrará en vigor el viernes y será convalidado por las Cortes en un mes con el objetivo de conjugar la tradición y la "sensibilidad" del siglo XXI.

De Santiago-Juárez ha asegurado que para elaborar esta norma se ha puesto en contacto con diversos colectivos, entre los que destacan expertos taurinos, partidos de la oposición y con el alcalde de Tordesillas, el socialista José Antonio González Poncela, ya que será la autoridad local la que deba ahora adaptar el Reglamento del festejo para "mantener la tradición" sin dar muerte al toro, según informó Europa Press.

En este sentido, De Santiago-Juárez ha recordado que no es la primera vez que se adapta este torneo y ha asegurado que tras las consultas realizadas desde la Junta "prácticamente todo el mundo está de acuerdo con que ésta es la mejor salida para mantener la tradición".

El decreto ley se estructura en una exposición de motivos en la que se establece la "urgencia" en la aprobación del texto como consecuencia de la "fuerte demanda social" y la "movilización ciudadana", y un artículo único en el que se establece textualmente que "en la Comunidad de Castilla y León queda prohibido dar muerte a las reses de lidia en presencia del públicos en los espectáculos taurinos populares y tradicionales".

Sobre este punto, De Santiago-Juárez ha detallado que en Castilla y León existen trece espectáculos catalogados como tradicionales pero únicamente es en el Torneo del Toro de la Vega en el que se da muerte al animal.

El artículo de esta normativa establece además que se entiende por espectáculos taurinos populares aquellos festejos en los que se utilicen reses de lidia para el ocio y recreo de los ciudadanos.

La Junta añade, como característica de los festejos populares, que su celebración se encuentre arraigada socialmente en la localidad y se produzca de forma continuada desde tiempos inmemoriales, es decir, en los que se acredite que tienen una antigüedad de al menos 200 años.

Por último, el texto de la norma establece una disposición derogatoria que declara la pérdida de vigencia de las disposiciones de igual o inferior rango en aquello que lo contravengan y las disposiciones finales eluden a la habilitación normativa para su desarrollo y ejecución.

"Éxito compartido"

Por su parte, Pacma ha emitido un comunicado en e que expresa su interpretación sobre el decreto ley. El decreto, ha asegurado, "prohíbe la muerte pública de animales en festejos taurinos, populares y tradicionales, incluido el Toro de la Vega". Por su parte, la ordenanza municipal que regula el Toro de la Vega "deberá adaptarse a este decreto ley y entendemos que deberá prohibir cualquier acto que pudiera dañar al animal hasta su muerte, incluyendo el alanceamiento".

El partido ha subrayado que ahora es el Ayuntamiento de Tordesillas quien tiene que "decidir si continuará celebrando el festejo". Entretanto, Pacma interpreta que esta acción supondrá "el final del Toro de la Vega, un éxito compartido entre todos los animalistas".

Frente a la celebración por parte de los animalistas, el alcalde de Tordesillas ha anunciado en rueda de prensa que el Ayuntamiento recurrirá ante los tribunales.

Fuente: Infolibre

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha