sábado, 13 de febrero de 2016

Morgan Stanley acepta pagar 2.300 millones para poner fin a los pleitos por las hipotecas basura

El banco Morgan Stanley ha cerrado un acuerdo con las autoridades federales y varios estados de EEUU para pagar 2.600 millones de dólares (2.295 millones de euros) y poner fin a zanjar los litigios relacionados con su negocio de bonos respaldados por hipotecas subprime.

El Departamento de Justicia anunció este jueves el acuerdo con el banco que tenía varias causas abiertas por haber engañado a los inversores sobre la calidad de los bonos hipotecarios que condujeron a la crisis financiera de 2008. "Los inversores, incluidos instituciones financieras aseguradas federalmente, sufrieron pérdidas de miles de millones de dólares al invertir en bonos RMBS emitidos por Morgan Stanley en 2006 y 2007", han indicado las autoridades.

En el marco de este acuerdo, Morgan Stanley ha reconocido que no proporcionó información "crítica" a sus futuros inversores sobre la calidad de sus préstamos hipotecarios ni en sus prácticas de debida diligencia, y que incrementó los niveles de riesgo aceptables para los préstamos titulizados en sus fondos, según ha informado el Departamento de Justicia estadounidense en un comunicado.

El acuerdo obliga a Morgan Stanley a proporcionar un "alivio significativo" a los afectados, incluidas reducciones de préstamos para ayudar a los residentes a evitar ejecuciones hipotecarias y subvenciones para impulsar la construcción de viviendas asequibles. Así, de la cantidad que deberá pagar el banco, unos 550 millones irán a parar a Nueva York, de los cuales 400 millones se destinarán a medidas de "alivio" a los consumidores para evitar ejecuciones hipotecarias.

Negociaciones desde 2012

Las negociaciones fueron lideradas por un grupo de trabajo creado en 2012 para investigar las irregularidades en el mercado de valores respaldados por hipotecas antes de la crisis financiera, copresidido por el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

El fiscal general auxiliar, Stuart F. Delery, ha afirmado que mediante este acuerdo, la entidad estadounidense rinde cuentas "de forma apropiada" por "manipular" a los inversores. "El Departamento de Justicia no tolerará aquellos que buscan ganar dinero a través de medios injustos o engañosos", ha advertido.

"Aquellos que contribuyeron a la crisis financiera de 2008 no pueden evadir responsabilidades por su mala conducta", ha afirmado por su parte el responsable de la División Civil del Departamento de Justicia, Benjamin C. Mizer. En esta línea, Mizer ha subrayado que esta resolución "demuestra una vez más" que la normativa estadounidense es un "arma poderosa para combatir el fraude financiero y que el Departamento de Justicia no dudará en utilizarla para que rindan cuentas aquellos que violan la ley".

El Departamento de Justicia ha cerrado acuerdos similares por la crisis de las hipotecas basura con otros grandes bancos como JPMorgan, Citigroup o Bank of America, que han aceptado pagar 35.000 millones de dólares.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha