martes, 27 de mayo de 2014

Detenido un apoderado del PP por racismo contra la presidenta de una mesa

La fiesta de la democracia se volvió ayer un suplicio para los integrantes de un colegio electoral de la ciudad de Ourense. Un interventor-apoderado del PP fue detenido a última hora de la tarde tras alterar el orden durante toda la jornada a base de insultos y amenazas racistas contra la presidenta de la mesa -de origen colombiano-, entorpecer el recuento de votos, acosar verbalmente al interventor de la formación nacionalista Anova hasta provocar su huida y agredir a los agentes que acudieron al lugar de los hechos. Además, a Carlos I. O., de 45 años, le fue incautada una cantidad por determinar de hachís que guardaba en un bolsillo del pantalón, así como las tarjetas identificativas del Partido Popular.

A pesar de ser el único detenido por los hechos, no fue el único miembro del partido que trastornó la calma en la sede de la asociación de vecinos Arranxar. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía identificaron a otro interventor del PP que también “alteró el orden” del lugar, aunque no fue detenido al deponer su agresiva actitud. Según confirmaron varios testigos, el detenido llamó “sudaca de mierda” a la mujer que presidía una de las dos mesas electorales y amenazó al resto de miembros en reiteradas ocasiones “alterando gravemente el orden” e impidiendo el recuento de votos. Al llegar al colegio electoral tras recibir numerosas llamadas telefónicas de alerta, los agentes requirieron al hombre que moderase su actitud y que se identificase pero como respuesta solo obtuvieron insultos y burlas, según la versión de los agentes. “Que os creéis vosotros hijos de puta, no os voy a decir quién soy, iros a la mierda”, replicó el detenido, según fuentes policiales, antes de ponerse a saltar en el exterior de la asociación vecinal mientras gritaba: “Si tenéis huevos, coged vosotros mismos la documentación”.

Tras hacer caso omiso a las órdenes, el apoderado del PP intentó abandonar el lugar a la carrera y por la fuerza agrediendo a dos policías a puñetazos, por lo que fue inmediatamente reducido y detenido por otros dos agentes, señala la versión policial. Los agentes aseguran que lejos de deponer su actitud y justo antes de ser introducido en el coche patrulla para ser trasladado a los calabozos, su actitud provocadora se acrecentó todavía más llamando “hijos de puta” a los policías por “defender a esa sudaca de mierda”.

Tras una noche en los calabozos y después de prestar declaración ante el juez, Carlos I. O. ha quedado en libertad con cargos por presuntos delitos de injurias, atentado contra la autoridad y delito electoral. El PP de Ourense, a través de un comunicado, ha pedido disculpas por el "grave altercado" y ha anunciado que mañana abrirá un expediente de expulsión del partido al detenido. La directiva popular provincial "condena y rechaza con contundencia y unanimidad actitudes individuales totalmente inadmisibles e incompatibles con la convivencia democrática y con el respeto a las personas y a los agentes de la autoridad".

La formación nacionalista Anova, cuyo apoderado tuvo que abandonar el lugar ante la actitud hostil del interventor del PP, no ha denunciado formalmente lo sucedido, pero si ha destapado irregularidades durante las votaciones en un colegio electoral de Monforte. La portavoz ourensana de esta formación nacionalista, Iolanda Díaz, ha explicado que se percataron de la desaparición de las papeletas de AGE, lo que motivó su cierre durante media hora.

Fuente: El país

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha