jueves, 18 de febrero de 2016

El CGPJ borra la grabación de un Pleno que era prueba de una denuncia contra Lesmes

Las vocales progresistas críticas del Consejo General del Poder Judicial han denunciado que el órgano constitucional ha borrado el audio de la sesión plenaria del 29 de enero de 2015, grabación que habían pedido que se aportara como prueba ante el Tribunal Supremo en una denuncia presentada contra su presidente, Carlos Lesmes.

Roser Bach, Victoria Cinto, Clara Martínez de Careaga y Concepción Sáez recurrieron al Supremo, al considerar que en dicho Pleno se saltaron las normas legales. Denuncian que la mayoría conservadora controlada por Lesmes decidió no renovar los vocales componentes de las comisiones, cuando dicha renovación anual está prevista en la Ley Orgánica que regula a este órgano para facilitar la rotación de sus integrantes. En especial, la poderosa Comisión Permanente a través de la cual Lesmes gobierna la Justicia.

"Era un pleno conflictivo y es razonable que se guardara la grabación; no entendemos que se borrara", sostienen en fuentes de las vocales progresistas que recurrieron ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo los acuerdos y ante la que pidieron que se aportara la grabación como prueba.

El órgano constitucional ha aclarado a través de sus fuentes oficiales que la decisión de grabar los plenos se acordó por asentimiento de todos sus integrantes en la sesión del 20 de noviembre de 2014. Antes del inicio del siguiente Pleno, Lesmes precisó que la grabación del audio tenía como objetivo la elaboración del acta por parte del secretario general hasta su aprobación, "procediéndose inmediatamente a su ulterior borrado". Como así se realizó con la grabación de la sesión del 29 de enero, una vez redactado y aprobado el acta de la sesión.

El Supremo 'perdió' cuatro quejas contra Lesmes

Las vocales aportaron en su recurso ante la Sala III del Tribunal Supremo el acta con los acuerdos del Pleno, pero querían demostrar con el audio que no se las dejó participar adecuadamente en la decisión y con ello se infringieron las normas legales.

Además, aprovechan este borrado de la grabación para proyectar las formas presidencialistas de Lesmes, a quien acusan de incurrir en la arbitrariedad y de saltarse "abiertamente" las normas legales.

El embrollo está servido, porque otras denuncias presentadas contra Carlos Lesmes han tenido un recorrido diferente que las del común de los mortales.

Así, el Tribunal Supremo llegó a traspapelar cuatro escritos de queja presentados contra Carlos Lesmes, asunto que fue archivado por la Audiencia de Madrid.

Estos escritos fueron presentados por el empresario José Vicente Lucas y se perdieron en los pasillos del Tribunal Supremo, tras su entrada en registro en los días 27 de junio y 5 de diciembre de 2012, y el 26 de febrero y 25 de abril de 2013.

El empresario se quejaba del proceder de Lesmes, cuando era presidente de la Sala III de la Audiencia Nacional, porque dictó una resolución favorable a una multa de la Agencia de Protección de Datos contra una de sus empresas, cuando dicha sanción había sido comunicada fuera de plazo.

José Vicente Lucas descubrió incluso entre la documentación judicial una carta de la Agencia de Protección de Datos que reconocía que la multa de 60.000 euros contra su empresa (Saberlotodo Internet) había sido notificada fuera de plazo. Dicha carta es de febrero de 2008 y Lesmes dictó su sentencia el 1 de abril de 2009.

El empresario denunció a Lesmes ante el Tribunal Supremo, para acusarle de dictar una resolución injusta a sabiendas ya que el escrito de la Agencia se encontraba dentro del expediente judicial.

La denuncia nunca entró en dicha Sala aunque sí en el Registro, y se archivó.

Hasta en cuatro ocasiones se quejó el empresario ante el Supremo, y en las cuatro ocasiones sus escritos se traspapelaron cuando el denunciado, Carlos Lesmes, ya era presidente del CGPJ y del TS.

Esta denuncia iba dirigida a la Sala Especial del Tribunal Supremo que enjuicia los casos de prevaricación de jueces.

El empresario se querelló después contra la secretaria judicial de la Sala II del Tribunal Supremo María Antonia Cao Barrero, que tramita las causas especiales. Dicha funcionaria consiguió demostrar en la Audiencia Provincial de Madrid que no había recibido estos escritos y la causa fue archivada sin que se sepa a dónde fueron a parar.

Una propuesta desconocida

Ahora, el órgano constitucional que preside Lesmes ha reconocido ante el Supremo que borró el audio de la sesión del 29 de enero de 2015, según ha revelado este miércoles Confilegal.

En el recurso interpuesto el pasado abril, se señala que pese a que seis vocales solicitaron la votación individualizada de la conformación de cada una de las Comisiones y que se contaba con tres candidaturas formales para la Permanente, Lesmes sólo sometió a la votación una propuesta personal, "desconocida por el Pleno al no haber sido formulada previamente por escrito, incumpliendo así de forma clara lo previsto en el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo".

Las vocales críticas señalan ante la Sala Tercera del alto tribunal que el presidente del CGPJ -que lo es también del Supremo-, "haciendo caso omiso" a su propuesta, se negó a someter a votación las candidaturas formuladas y la composición individualizada de cada una de las Comisiones, vulnerando su derecho de participación.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha