viernes, 12 de septiembre de 2014

El convenio de adopciones con Rusia que excluye a los gays sale adelante con votos del PP, CiU y PSOE

El convenio de colaboración en materia de adopción entre España y la federación Rusa, que veta la posibilidad de que los colectivos LGTB puedan acogerse a él, ha visto la luz verde este jueves en el pleno del Congreso con el voto a favor del PP, el PSOE y CiU. UPyD, Na-Bai y Coalición Canaria se han abstenido mientras la Izquierda Plural y el Grupo Mixto han votado en contra por considerar que esta discriminación es "una aberración". El convenio, que fue firmado el pasado mes de julio, debe de ser aprobado ahora por "vía de urgencia" por el Senado para su inmediata entrada en vigor.

Los socialistas, que durante el mandato de José Luís Rodríguez Zapatero aprobaron la ley del matrimonio homosexual que admite la posibilidad de adopción de estos colectivos, han alegado para votar a favor del convenio que ahora prima más el interés de cientos de familias que han visto como Rusia ha "bloqueado" las adopciones que iniciaron hace meses.

En sus intervenciones, tanto el portavoz del PSOE, Alex Sáez Jubero, como el portavoz de CiU, Antoni Picó, se han mostrado comprensivos con el Gobierno del PP por las "dificultades" que implica este convenio, que al ser paralizado por Rusia había dejado a estas familias "con un gran desasosiego". Algunas de ellas incluso han seguido el debate desde la tribuna.

Para curarse en salud, Sáez Jubero ha adelantado que su grupo traerá a la Cámara la semana que viene una iniciativa en la que han trabajado Pedro Zerolo y Carmen Montón, en la que denuncian el "grave deterioro de las libertades" en Rusia y la persecución que sufren en este país estos colectivos LGTB.

El portavoz del PP, José María Beneyto, se ha jactado de que España haya sido el primer país que ha alcanzado un acuerdo con Rusia de estas características a pesar de la situación tan convulsa que se vive en la zona. Beneyto se ha zafado de las criticas de la Izquierda Plural y del Grupo Mixto, que consideran una "aberración" que se excluya la posibilidad de adopción a los colectivos de gays y lesbianas y a las familias monoparentales, recordando que es la legislación rusa la que impone este veto y no España.

"Un chantaje"

¿Aceptarían que los negros no pudieran adoptar?", ha preguntado al PP y a los grupos que han apoyado el convenio el diputado Joan Baldoví en nombre de Compromís-Equo. "El convenio es un chantaje que consagra la desigualdad y vulnera nuestro ordenamiento jurídico", ha sentenciado. También Rosana Pérez, portavoz del BNG, se ha mostrado en contra de un convenio que a su juicio "fomenta una desigualdad" que la legislación española no reconoce.

Ascensión de las Heras, de la Izquierda Plural, ha recriminado con dureza al Gobierno del PP por adoptar una postura "homófoba" al vulnerar los derechos de los colectivos LGTB, sobre todo cuando nuestro país ha sido pionero en la materia. De las Heras ha asegurado que no encuentra "irreconciliables" los derechos de la infancia y los de estos colectivos para poder formar una familia.

Toni Cantó, portavoz de UPyD, ha mostrado su disconformidad con el convenio y el veto a estos colectivos, pero ha justificado la abstención de su grupo porque "no queremos entorpecer la situación de cientos de familias que llevan años esperando a culminar la adopción de unos niños, en muchos casos "maltratados y abandonados", "que así podrán vivir de manera más digna".

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha