domingo, 13 de julio de 2014

El alcalde de Burgos declara que manipuló su declaración de bienes un año antes del escándalo de su ático

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha declarado ante la jueza imputado por un presunto delito de falsificación en documento público después de que PSOE e IU le denunciaran por haber manipulado su declaración de bienes. Lacalle ha defendido que añadió una hoja complementaria al documento oficial para informar de la adquisición de una vivienda. Según Lacalle lo hizo en diciembre de 2012, a pesar de que en enero de este año un concejal revisó el documento depositado en el Ayuntamiento y esa hoja no estaba.

El escándalo que rodea a Javier Lacalle comenzó en enero de este año, cuando los vecinos del barrio de Gamonal consiguieron paralizar las obras de un bulevard que el Ayuntamiento adjudicó a un empresario que había sido condenado por corrupción. eldiario.es reveló que el ático en el que vive Lacalle fue construido por una de sus empresas y que la compra no fue notificada en la declaración que el alcalde despositó ante el Ayuntamiento.

Tras esa información, el Ayuntamiento de Burgos remitió una copia de ese documento a los medios de comunicación. En ella figuraba una hoja, que no tenía ni sello ni firma del secretario general, y en la que informaba de la adquisición del inmueble. El revuelo por esa manipulación llevó a Lacalle a realizar una nueva declaración que envió a los medios, esta vez con el sello y la firma correspondientes.

Según ha declarado el edil en el juzgado, la incorporó en diciembre de 2012 y ha señalado que "no es cierto" que incorporara el documento en enero de 2014. Sin embargo, un concejal del PSOE revisó la documentación un día antes de que Lacalle la enviara a los medios y ese documento no estaba.

Lacalle ha manifestado que no le dio "importancia" a la modificación, según revela la copia de la declaración que figura en las diligencias previas y a la que ha tenido acceso eldiario.es. Además, ha señalado que decidió hacer una nueva declaración cuando el secretario general del consistorio le "sugirió" que debía hacerla en su presencia para que tuviera "validez".

El secretario le contradice

El alcalde burgalés ha intentado desautorizar el testimonio del concejal socialista que se percató de que la hoja complementaria no figuraba tan solo un día antes del envío a los medios. Así, ha señalado que es él quien autoriza a los corporativos el acceso a las declaraciones de los miembros del Ayuntamiento, según el reglamento del consistorio.

Lacalle ha asegurado que "en ningún momento nadie le ha pedido autorización para acceder al registro de bienes de los miembros de la corporación antes del mes de enero de 2014", según su declaración ante la jueza. Ha expresado que después de esa fecha se lo han pedido "dos personas".

Sin embargo, el secretario general del consistorio, Juan Antonio Torres Limorte, desmiente al alcalde ya que aseguró que el 20 de enero de este año permitió a un concejal del PSOE "examinar las declaraciones de bienes de los corporativos" y que se las facilitó.

Al día siguiente, fue el alcalde quien le solicitó su propio documento y se lo llevó a su despacho "para ver un dato" y, tras haberla devuelto, fue un concejal de UPyD el que se la pidió de nuevo y advirtió la presencia de una hoja que no cumplía los requisitos de registro. Tres días días después, el concejal socialista volvió a pedirle acceso al documento del alcalde y le comentó que esa hoja no figuraba la anterior vez. El secretario general del Ayuntamiento declaró en calidad de testigo y, por tanto, estaba obligado a decir la verdad.

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha