miércoles, 9 de julio de 2014

Castro suspende la declaración del contable y devuelve el escrito que exculpa a la Infanta

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha anulado la citación el próximo sábado del excontable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, después de que el arrepentido le haya comunicado hoy que no quiere declarar. Castro ha dictado un auto en el que suspende la citación, que había fijado para el día 12 a las 11.30 horas, al entender que mantener la comparecencia carece de sentido si el imputado no tiene intención de dar cuenta de las incriminaciones que hizo contra Iñaki Urdangarin y Diego Torres en el escrito de confesión que presentó la semana pasada a la Fiscalía Anticorrupción.

En su escrito para recurrir la citación del juez, el excontable, imputado en la causa agradecía el "hipergarantismo" del instructor, pero le anunciaba que no quería volver a declarar en sede judicial. Ante esta circunstancia, Castro ha suspendido su declaración y ha devuelto el escrito que exculpaba a la Infanta.

En su último auto, Castro no da validez a la confesión de Tejeiro y apunta que "si lo que se pretende es que este pacto surta efectos juridicos, la validez del mismo ha de sujetarse al cumplimiento de determinados requisitos": que haya voluntad de llegar al pacto por parte del imputado, que esa voluntad se manfieste en presencia judicial y que el que confiesa declare de nuevo. El juez señala que hay que hacer un "acto de fe" al no haber sido la confesión ratificada y, por tanto, debe ser el escrito devuelto a Fiscalía.

En su anterior resolución, Castro sostenía que le citaba al excontable para darle la opción de volver a declarar por si quería cambiar su versión de los hechos. "Por cuanto mediante el presente escrito aclaramos al Juzgado que el escrito remitido a Fiscalía, y suscrito por nuestro patrocinado, ni contiene, ni tiene vocación de producir, una nueva declaración en este momento procesal. Se agradece el hipergarantismo que ha podido alumbrar la decisión adoptada, pero siendo así que el artículo 400 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es un derecho instrumental del imputado a declarar cuántas veces quisiere y una obligación del órgano judicial a tomarle declaración, se aclara solemnemente al Juzgado no haberse pretendido vehicular petición de nueva declaración, quedando así dilucidada la cuestión que, en términos de 'dubio', plantea la resolución", recoge el escrito.

Tejeiro, cuñado de Torres, llegó a un acuerdo con la Fiscalía una vez que se dio por concluida la instrucción y, por tanto, la defensa entiende que el instructor ya no está en potestad de citarle, una vez que su confesión no cambia en nada el contenido del auto de transformación en procedimiento abreviado, sino que ratifica lo que ya apunta el juez y el fiscal sobre los dos socios del Instituto Nóos.

En su confesión, sostenía que eran ellos dos quienes tomaban todas las decisiones y quienes organizaron todo el entramado empresarial para desviar los fondos públicos que entraban al Instituto a otras empresas para su beneficio propio. "El contenido del escrito suscrito por Don Marco-Antonio Tejeiro de ningún modo conduce a una alteración de los sustratos fácticos conformadores de las tipicidades indiciarias que contiene el auto, como tampoco contiene la introducción de hechos 'ex novo', que precisaran de investigación, lo que sólo cabría habilitarse procesalmente retornando al período instructorio o de investigación", recoge el recurso, tal y como adelantó este diario.

Así, su defensa considera, por tanto, que una nueva declaración carece de "viabilidad procesal". Ahora, Castro debe decidir si continúa con el interrogatorio previsto para este sábado o si estima el recurso presentado y se cancela. De esta manera, Tejeiro explica que su confesión ante la Fiscalía no tenía como objeto volver a declarar en el juzgado así que, agradeciéndole a Castro la oportunidad de volver a explicarse, prefiere no hacerlo.

En el escrito de confesión entregado por la Fiscalía Anticorrupción al Juzgado, centraba todas las acusaciones en Urdangarin y Torres y dejaba de lado a las esposas de éstos, es decir su hermana y la Infanta Cristina. Esa versión avala la tesis del fiscal de que la hermana del Rey Felipe VI desconocía las actividades delictivas de su marido y por tanto no es cómplice ni cooperadora necesaria de los hechos que se le imputan al exdeportista olímpico.

Fuente: El confidencial

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha