viernes, 20 de junio de 2014

El PP se queda solo para promover el aforamiento completo de Don Juan Carlos

El apoyo incondicional del PSOE al Gobierno de Mariano Rajoy para sacar adelante la ley de abdicación del Rey será el último servicio de Alfredo Pérez Rubalcaba al Estado. Los socialistas se desmarcan de cualquier iniciativa del Gobierno para promover el aforamiento completo de Don Juan Carlos. En el Ejecutivo y el Grupo Popular asumen que tienen que tramitar solos las enmiendas correspondientes a un proyecto de ley sobre el poder judicial que hay en la Cámara o elaborar un texto específico.

El Gobierno deja para el próximo Consejo de Ministros un primer informe para promover el aforamiento inmediato, incluso antes de agosto, del Rey saliente, tal y como adelantó El Confidencial el pasado lunes. Ya sabe que el PSOE no quiere negociar una iniciativa parlamentaria conjunta con el Grupo Popular ni el apoyo previo a un proyecto de ley aprobado por el Ejecutivo.

En el Grupo Popular esperan instrucciones de la Moncloa para presentar una enmienda al actual proyecto de ley de racionalización del sector público que tramita la Cámara y afecta al poder judicial, en concreto al régimen laboral de jueces, fiscales y funcionarios del mismo. Es la vía más rápida para incluir el aforamiento completo de Don Juan Carlos. El trámite de enmiendas se amplió a última hora para que terminara justo después del Consejo de Ministros próximo, el viernes por la tarde.

No es la única vía que hay en la Cámara para cerrar el asunto del blindaje del Rey ante los tribunales ordinarios después de su abdicación, pero sí el más rápido. Descartado el apoyo previo del grupo socialista –Rubalcaba está de retirada y lo estará más en julio ante el proceso precongresual del PSOE–, el Gobierno tampoco descarta elaborar un proyecto de ley completo para el aforamiento y enviarlo ya al Congreso para que sea ley en la última semana de julio.

“Rubalcaba ha llegado hasta aquí, ya no podemos pedirle más”, admiten en el Grupo Popular ante el desmarque de los socialistas. Su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, niega que su grupo vaya a abrir cualquier negociación con el Gobierno sobre el asunto, como sí ha hecho el secretario general saliente con la ley orgánica de abdicación.

La dirigente del PSOE también recuerda que la posición oficial de los socialistas, aprobada en su última conferencia política, es reducir el número de políticos y funcionarios aforados en España (ahora unos 10.000) y vincular esa figura jurídica a la exclusiva responsabilidad del cargo que desempeñan.

No obstante, en fuentes del PP todavía esperan que el PSOE tenga margen a lo largo de la tramitación parlamentaria del proyecto para hacer alguna aportación o acotación que pueda permitir a los socialistas, al final, transigir o al menos no ir al choque contra la iniciativa para el aforamiento. Será una prueba para ver por dónde apuntan los sucesores de Rubalcaba en plena carrera por su puesto de secretario general. Tanto Eduardo Madina como Pedro Sánchez son diputados en el Congreso y tendrán que opinar y votar las enmiendas o el proyecto de ley completo para el aforamiento de Don Juan Carlos.

El Grupo Popular está decidido a cerrar el asunto cuanto antes, aunque no aspira a encontrar más apoyos en la Cámara que los de algún diputado del Grupo Mixto. La extrema izquierda espera el momento para recrudecer su campaña contra la monarquía constitucional, y los nacionalistas para seguir con su desmarque del conjunto del Estado.

Fuente: El confidencial

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha