sábado, 24 de mayo de 2014

Alemania ultima la expulsión de parados españoles

El consejo de ministros del gobierno alemán ya tiene listo el proyecto de ley que aprobará en una de sus próximas sesiones y que contempla la expulsión del país de los inmigrantes europeos parados que lleven seis meses en el país sin haber encontrado empleo.

Amparándose en la necesidad de luchar contra el abuso del Estado de Bienestar, Alemania criminaliza lo que se ha venido denominando en el discurso político el 'turismo social' ('Sozialturismus') y establece, entre otras drásticas medidas, la prohibición de volver a entrar en Alemania a quien haya efectuado declaraciones falsas o incompletas ante las autoridades alemanas, falta que en adelante será castigada con severas multas o incluso con penas de hasta tres años de prisión.

El portavoz en materia de Interior de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Stephan Mayer, ha calificado el proyecto de ley que ya ha sido filtrado a los medios de comunicación como "consecuente", en referencia a la gran afluencia de inmigrantes europeos que están entrando en el país.

Alemania, de hecho, se ha convertido en el segundo destino más popular para los inmigrantes después de Estados Unidos, cuando en 2009 ocupaba todavía el noveno puesto, según los datos de la OCDE.

A pesar de que estas medidas son justificadas en el debate público por los abusos que mayoritariamente infringen al sistema social alemán ciudadanos búlgaros y rumanos o procedentes del Este de Europa, afectará también a miles de españoles que escapan de los estragos de la crisis financiera de la zona euro.

Alemania supera ya a Canadá y Australia como lugar de llegada en busca de nuevas oportunidades y la llegada de inmigrantes está aumentando a un ritmo del 38% anual, según el experto de la OCDE Thomas Liebig.

Los inmigrantes procedentes de otros países europeos en busca de trabajo son los que más influyen en la cifra y este proyecto de ley apunta a que quienes se hayan desplazado a Alemania con el único objetivo de beneficiarse de las prestaciones o de buscar trabajo quedan excluidos del sistema social y después expulsados del país, a fin de evitar que Alemania tenga que soportar una carga excesiva carga social que corresponde a los países de origen.

Fuente: El mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha