miércoles, 24 de agosto de 2016

3.164 personas han muerto en el Mediterráneo en 2016 al intentar huir de la guerra y la pobreza

Según el último informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 3.164 personas que huyen de la pobreza y la violencia han fallecido en el mar en lo que va de año–desde el 1 de enero hasta el 21 de agosto–. Esta cifra supera en 508 muertes a los fallecidos entre enero y agosto de 2015, año en el que un total de 2.656 personas perdieron la vida.

Además, el número total de muertes el pasado año –de enero a diciembre– fue de 3.673, 509 personas más que los fallecidos en este año, lo que, si no se revierte la situación, augura un balance desgarrador para el final del 2016.

La gran mayoría de las víctimas–2.725– perecieron intentando llegar a las costas italianas, en lo que se conoce como la ruta central del Mediterráneo, que une Libia con Italia y cuya longitud y condiciones hacen que sea la ruta marítima más peligrosa. Otros 386 migrantes perdieron la vida al tratar de alcanzar Grecia y Chipre, mientras que los 53 restantes murieron persiguiendo arrivar a España desde Marruecos.

La organización también informó de que en la actualidad han llegado a Europa 269,244 migrantes y refugiados por mar, unas 85.300 personas menos que en 2015, en el que llegaron al continente europeo 354,618 migrantes, la mayoría tratando de llegar desde Turquía a Grecia, aunque, como reflejan los datos, la mortalidad ha aumentado. Un total de 162.599 migrantes llegaron a Grecia, mientras que a Chipre sólo llegaron 28.

Desde la OIM también calificaron de "alarmante" la frecuencia con la que el mar arrastra cadáveres hasta las costas de Libia. Durante este año, hasta en 13 ocasiones se hallaron 333 cuerpos sin vida en las costas de Libia. Sólo dos de los incidentes estuvieron relacionados con naufragios sucedidos frente a la costa, lo que significa que en las otras 11 ocasiones, 196 cuerpos eran probablemente de naufragios de los que ni siquiera se tenía información.

3.700 muertes y desapariciones en tierra y mar

Además de en el mar Mediterráneo, donde se produjeron el 78% de las muertes de migrantes y refugiados, un total de 3.700 personas han muerto o desaparecido en las principales rutas migratorias del mundo. Según informa la OIM y recoge Europa Press, esto supone un aumento del 23 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

En la primera mitad de 2016 murieron más personas cruzando el Sáhara y Oriente Próximo que en 2014 y 2015 juntos. El principal riesgo en estas rutas radica en las condiciones medioambientales, así como en la violencia que sufren las regiones por las que hay que cruzar. Unas 342 personas han muerto en la ruta que une Níger y el Cuerno de África con Libia y Egipto, un aumento del 78 por ciento respecto al año pasado.

También afecta a esta cifra el trato que los inmigrantes reciben por parte de los traficantes. En la primera semana de junio se encontraron los cuerpos de 34 subsaharianos muertos en la frontera entre Níger y Argelia. Habían muerto de deshidratación y hambre al ser abandonados por los traficantes.

Fuente: Infolibre

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha