sábado, 9 de julio de 2016

Tordesillas renuncia a celebrar el Toro de la Vega y estudia alternativas

El Ayuntamiento de Tordesillas ha iniciado una consulta con el sector de la restauración y hostelería locales para evaluar las pérdidas económicas que supondrá renunciar a su celebración, el 13 de septiembre, del torneo del Toro de la Vega a la antigua usanza y analiza posibles fórmulas alternativas.

"Hemos comenzado un estudio con fondos propios, una encuesta para saber cuánto dinero dejaba el festejo, para disponer de una información estadística", ha explicado esta mañana el alcalde de la villa, José Antonio González Poncela, acerca de un festejo que cada año atraía a cerca de 50.000 personas.

El Ayuntamiento de Tordesillas ha comprado un astado, requisito obligatorio para presentar cualquier solicitud de celebración de un espectáculo popular o tradicional, pero aún desconoce qué formato de festejo va a aplicar en lugar de un torneo que la corporación municipal se niega a celebrar si no es al estilo tradicional.

"No sabemos aún lo que vamos a hacer. Cuando llegue el momento, informaremos de ello", ha matizado el regidor. El destino del astado y la configuración del espectáculo está siendo objeto de análisis y consultas entre la corporación y las tres asociaciones taurinas existentes en la villa, entre ellas la plataforma en defensa del Toro de la Vega, que el pasado 18 de junio convocó una multitudinaria manifestación de apoyo en Tordesillas.

"Que este año no va a haber Toro de la Vega, lo sabemos de sobra. Estamos concienciados de que el torneo, como tal, no lo va a haber, pero vamos a seguir luchando para que se celebre como siempre, para fomentar y difundirlo como lo conocemos ahora", ha declarado a Efe el lancero José Antonio Rico, miembro de la plataforma.

Fuentes municipales y de varias asociaciones taurinas de Tordesillas han explicado que existen varias posibilidades para el 13 de septiembre, una de ellas la no celebración de ningún espectáculo taurino en sustitución del torneo tradicional como medida de protesta.

Otra de las alternativas consistiría en la suelta del astado desde un cajón con un recorrido similar al que realizaba el Toro de la Vega: desde la calle del Empedrado en el entorno de la plaza Mayor hasta el puente sobre el río Duero y sus inmediaciones. Se baraja también la opción de una suelta del animal pero con un recorrido diferente al que hacía el Toro de la Vega para evitar, según las mismas fuentes, la existencia de una analogía que delatase acatamiento o sumisión a la norma que prohíbe la muerte en público del cornúpeta. Cualquier decisión tendría en cuenta siempre el impacto económico que supondría para la hostelería y restauración de la localidad.

La Junta dice que es competencia del Ayuntamiento

En este sentido, la Junta de Castilla y León ha trasladado al Ayuntamiento de Tordesillas la responsabilidad de que el Toro de la Vega se adapte al decreto ley autonómico que prohíbe la muerte pública del toro en festejos tradicionales y si decide celebrar o no el festejo adaptándolo a la nueva legalidad. Es al Ayuntamiento al que compete "buscar la fórmula" que más le convenga para adaptarse al decreto ley autonómico, han sostenido este jueves tanto la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, como el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez.

"Son ellos los que deben adaptar el reglamento -del festejo- a la normativa actual", ha reiterado el consejero de la Presidencia en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. De Santiago-Juárez ha insistido en que no corresponde a la Junta opinar sobre cómo debe ser esa adaptación y debe ser el alcalde del municipio el que decida "qué es lo mejor" para Tordesillas, "lo más adecuado" y lo que puede atraer a más gente, "cumpliendo con la normativa": esto es que no se dé muerte en público al astado.

El consejero de la Presidencia ha incidido en que en los últimos días el Ayuntamiento de Tordesillas ha cambiado al menos tres veces de opinión sobre el festejo, diciendo primero que iban a recurrir al contencioso administrativo, luego al Tribunal Constitucional y ahora anunciando que no lo van a celebrar. De Santiago-Juárez ha insistido en que el decreto ley buscaba el mantenimiento de un festejo taurino que debe adaptarse a la sensibilidad de la sociedad actual, "a los tiempos", para preservar la propia tradición, "pero de un modo no tradicional", ha zanjado.

Fuente: 20 Minutos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha