martes, 17 de noviembre de 2015

El Gobierno incluye a los gays como "familias con problemas" en su Plan de Apoyo a la Familia

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Integral de Apoyo a la Familia (PIAF), destinado a la familia tradicional, que contiene 225 medidas y un presupuesto aproximado que cifran en 5.526 millones de euros sin especificar partidas. Sin embargo, el propio ministro de Sanidad y Asuntos Sociales, Alfonso Alonso, ha admitido al empezar su presentación que "muchas medidas ya están en marcha". Concretamente, el 75%. Ha señalado también que esta regulación, más simbólica que novedosa, cumple el "compromiso electoral" del Gobierno con sus votantes. Los que defienden la familia clásica con hijos.

El concepto de diversidad familiar ha quedado recluido bajo el epígrafe "Apoyo a familias con necesidades especiales". El ministro Alonso ha enumerado, dentro de este grupo "con problemas diversos", a las "familias con enfermos graves, con mayores, familias inmigrantes, de empleados en el servicio exterior, de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, nuevas formas familiares...". Y de remate de este grupo necesitado, "las madres reclusas o exreclusas con hijos". Ha añadido que hay 58 medidas que "se dirigen a todos esos colectivos, a esas particularidades de familias que tienen unas necesidades adicionales o diferentes del modelo más numeroso en España". Es decir, heterosexual con hijos.

Las asociaciones de estas "familias con problemas" habían mostrado su enfado tras recibir el borrador del plan hace meses, ya que no las incluía. Ahora el Gobierno, en su plan definitivo, ha encontrado esta manera de darles cabida. El ministro Alonso lo ha dicho de pasada y ligeramente nervioso. Al final, la diversidad sexual ha quedado en el cajón de las personas que necesitan ayuda o atención.

En cuanto a la base ideológica del plan, Alonso ha hecho hincapié durante toda la rueda de prensa en la "baja natalidad" de España, la necesidad de proteger la maternidad y aumentar el número de niños en el país. Se ha mostrado sorprendido por la edad "tardía" en la que las mujeres españolas tienen su primer hijo (31 años) y ha destacado que hay muchas familias con tres hijos. "Yo tengo cuatro, soy más raro", ha dicho en la sala de prensa.

Promesa electoral en las pensiones

También ha hecho una promesa electoral que no tiene asignación presupuestaria en ese plan: "Queremos mejorar las pensiones contributivas para madres con dos o más hijos". Y cuantos más hijos, más pensión. Así, las que se jubilen a partir de enero de 2016 y tengan dos hijos cobrarán un 5% más. Con tres hijos, la pensión se incrementará en un 10%. Con cuatro o más, un 15%. El ministro confía en que se apruebe, ya que está aún sin plantear y sin aprobar. Calcula que costará 51 millones de euros.

El plan, según anunció el ministerio hace unos días, prestará especial atención a las madres "que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad": las embarazadas jóvenes. Una política de apoyo para evitar abortos y que siempre ha defendido el Partido Popular.

El Gobierno va más allá y propone fomentar la concesión de becas o ayudas a las jóvenes con problemas socioeconómicos "para que la maternidad no suponga un obstáculo a la hora de continuar con sus estudios". Sin embargo, esta competencia es de las comunidades autónomas.

El PSOE ha criticado que se presente este plan que "solo sirve para arañar votos", ha expresado la portavoz socialista Carmen Montón. También ha señalado a eldiario.es que no recoge la diversidad de las familias y que propone un modelo único. Y ha criticado que el Gobierno haya legislado contra la mujeres, la educación y no preste atención a las familias víctimas de desahucios.

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha