miércoles, 2 de septiembre de 2015

Primer empresario extraditado por crímenes contra la humanidad al traficar con 'diamantes de sangre'

El juez de la Audiencia Nacional Juan Pablo González ha acordado la entrega a Bélgica del ciudadano belga-americano Michel Desaedeleer, detenido la pasada semana en Málaga cuando se disponía a viajar a Estados Unidos, supuestamente por traficar con diamantes en Sierra Leona.

En un auto, el magistrado da luz verde a la entrega del hombre, de 64 años, después de que aceptara ser extraditado a su país por blanqueo y delitos competencia del Tribunal Penal Internacional, concretamente de lesa humanidad.

Esta es la primera vez que un empresario es detenido acusado de su implicación en crímenes internacionales y pillaje por traficar con diamantes obtenidos a partir del trabajo esclavo de ciudadanos de Sierra Leona.

El empresario belga fue arrestado cuando se disponía a tomar un vuelo a Estados Unidos por pesar sobre él una Orden Europea de Detención.

El fugitivo, buscado por las autoridades de Bélgica, podría haber comerciado con diamantes entre 1991 y 2002, durante la guerra civil del país africano, según ha informado la Policía Nacional.

Era supuestamente uno de los encargados de supervisar los trabajos de extracción del mineral a pie de campo en Sierra Leona durante las semanas de diciembre de 1999 hasta enero del año 2000.

La organización internacional Civitas Maxima, que representa a las víctimas de crímenes de lesa humanidad, destaca en un comunicado que el caso del empresario Michel Desaedeleer es un hito histórico ya que ayudará a investigar el papel realizado por empresarios y financieros del mercado internacional de diamantes obtenidos durante las guerras civiles de África.

Michel Desaedeleer es sospechoso de haber cooperado junto al expresidente de Liberia Charles Taylor, y los rebeldes de RUF (Revolutionary United Front) en crímenes contra la humanidad y tráfico de diamantes de sangre (“blood diamonds”), extraidos por medio de trabajo esclavo.

Durante la guerra civil de Sierra Leona (1991-2002), el RUF usó a civiles y esclavos en las minas de diamantes del distrito de Kono. Los diamantes eran vendidos en el mercado internacional.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha