martes, 23 de junio de 2015

Ciudadanos da también al PP los gobiernos de La Rioja y Murcia

Ciudadanos (C's) ha cerrado ya los pactos en todas aquellas comunidades en las que se convirtió en llave de Gobierno. Y, tras haber permitido la investidura de presidentes del PP en Madrid -primero- y hoy también en Murcia y La Rioja, los naranjas se han consolidado ya como la muleta de los conservadores. La única excepción fue Andalucía, donde los de Albert Rivera permitieron al PSOE de Susana Díaz que gobernara tras casi tres meses de negociaciones.

La decisión tomada en Madrid y Andalucía ha conllevado críticas a C's por pactar con unos y con otros, teniendo en cuenta, además, que ambos partidos han sido salpicados por la corrupción en ambas comunidades. Este mismo lunes Rivera se excusó por ello manteniendo el mensaje de estabilidad esgrimido desde que el resultado electoral del pasado 24 de mayo les convirtió en bisagra en las citadas comunidades: "No se puede dejar caer a los gobiernos y que haya elecciones cada tres meses", argumentó. Aunque lo cierto es que mantenerse abierto a PP y PSOE le permite continuar con la imagen de "centralidad" de su partido que tan buen resultado le ha dado en las pasadas autonómicas y municipales y cuyo éxito pretende mantener también en las generales.

Esa imagen de "centro" quedaría reflejada también en Murcia, donde Ciudadanos pactó con PSOE y Podemos para formar la Mesa del Parlamento regional, pero terminó dando el bastón de mando a Pedro Antonio Sánchez (PP). Y, con ello, ha cedido tres de las cuatro comunidades donde tenía poder de decisión a los conservadores (quedaría Castilla y León, donde no son tan decisivos dado que el apoyo del diputado de UPL le basta a los conservadores para hacerse con el Ejecutivo). Las últimas, la propia Región de Murcia y La Rioja, donde PP y C's han firmado hoy los correspondientes pactos de investidura.


Así, el presidente del PP de La Rioja y jefe en funciones del Ejecutivo regional, Pedro Sanz, y el futuro titular del Gobierno autonómico, el popular José Ignacio Ceniceros; el coordinador riojano de C's, David García, y el portavoz parlamentario de este partido, Diego Ubis, han suscrito el acuerdo en Logroño, que está basado en "la transparencia y regeneración democrática, la reactivación económica y la cohesión social".

Con este documento se facilitará la investidura de Ceniceros, quien ha sido presidente del Parlamento regional desde 1999, como jefe del Gobierno de La Rioja en una segunda ronda de votaciones por minoría, dado que C's se abstendrá en la primera y no logrará la mayoría absoluta.

Este documento, ha insistido Ubis, no es un pacto de legislatura ni contempla la participación de C's en los órganos de gobierno, aunque se promoverán acuerdos puntuales en el Parlamento y se fomentará el diálogo entre las distintas fuerzas políticas. El acuerdo firmado, ha dicho, es una hoja de ruta, cuyos puntos se revisarán trimestralmente y, en el caso de no cumplirse, C's se reserva el derecho a bloquear las decisiones del Gobierno riojano en los plenos y, en última instancia, a propiciar una moción de censura.

Sanz, quien ya anunció que no optará a la reelección como presidente del Gobierno tras ocupar este cargo desde 1995 con sucesivas mayorías absolutas, se ha referido a la "gran trascendencia" del documento firmado hoy, que certifica un compromiso a futuro. El todavía presidente en funciones ha agradecido la disposición de C's a facilitar que gobierne la lista más votada, que en La Rioja fue el PP, y se ha referido a que es "bueno quemar etapas" para no distorsionarlas, en referencia a la fecha en la que se prevé la toma de posesión de Ceniceros como nuevo presidente del Gobierno de La Rioja.

En Murcia la situación ha sido similar. Pedro Antonio Sánchez, del PP, y Miguel Sánchez, de C's, han rubricado el acuerdo en la Asamblea Regional, acompañados por sus respectivos equipos de negociación y ante una gran expectación mediática.

Para el candidato popular y próximo presidente murciano, este acuerdo se ha adoptado "no por obligación, sino por convicción", ya que los ciudadanos lanzaron en las urnas un mensaje para que la comunidad autónoma sea gobernada "desde el acuerdo, el consenso y el diálogo permanente".

Por su parte, Miguel Sánchez ha calificado de "histórico" este acuerdo del que ha destacado que lo importante no es por qué se ha alcanzado, sino para qué: "para servir a los murcianos, que han pedido acuerdos en las urnas".

Ciudadanos, ha recordado, votará a favor de la investidura, pero no entrará en el Gobierno, sino que permanecerá en la oposición y desde allí seguirá apoyando al Ejecutivo en aquellas ideas y propuestas que considere buenas y coherentes, pero no le ofrecerá "cheques en blanco", y rechazará aquellas iniciativas que el partido no considere oportunas.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha