jueves, 3 de julio de 2014

Ucrania relanzó la ofensiva contra los rebeldes con bombardeos y combates

El relanzamiento de la ofensiva militar, que ya dejó más de 400 muertos, se sintió primero y con más fuerza en la ciudad de Kramatorsk, vecina de Slaviansk, el epicentro de los combates en la provincia de Donetsk, y llegó hasta el corazón de la capital regional.

Los enfrentamientos se extendieron a la vecina provincia de Lugansk, donde, además de encarnizados combates en los tramos de la frontera con Rusia controlados por los rebeldes, la aviación ucraniana golpeó las posiciones de los insurgentes en las afueras de la capital regional, una ciudad de medio millón de habitantes.

"Esta mañana cuatro personas murieron y otras cinco resultaron heridas de distinta consideración en Kramatorsk, cuando el colectivo en que viajaban fue atacado con fuego de artillería", escribió en su página web el gobierno regional de Donetsk, leal al gobierno de Kiev, citado por la agencia de noticias EFE.

Otras dos personas, el conductor de otro colectivo y una pasajera, murieron poco después también por fuego de artillería en otro barrio de esa ciudad, según informó a la agencia de noticias rusa Interfax un vocero del gobierno separatista, que tomó el poder hace más de dos meses en esa provincia fronteriza con Rusia.

Mientras tanto en la ciudad de Donetsk, la capital provincial, los combates llegaron al centro, donde un policía murió y otros dos resultaron heridos graves cuando un grupo de milicianos separatistas pro rusos tomaron la comisaría central de la ciudad, según el ministro de Interior ucraniano, Arsen Avakov.

El ruido del tiroteo y de los enfrentamientos provocaron corridas y rápidamente las calles de la principal ciudad del este de Ucrania quedaron desiertas.

Pasada la medianoche de ayer, el presidente ucraniano Petro Poroshenko ya había instalado el miedo entre la población civil de Donetsk y Lugansk, las dos provincias tomadas por los separatistas, que en mayo pasado declararon la independencia de Kiev y pidieron, sin éxito, el ingreso a la Federación Rusa.

En un breve discurso a la nación televisado, el mandatario anunció que no renovaría la tregua que regía hace 10 días en las sublevadas provincias del Este, pese a las frenéticas negociaciones que había mantenido con Rusia y las potencias europeas apenas horas antes.

Por eso, el primero -y por ahora el único- en repudiar la renovación de la ofensiva militar ucraniana fue el gobierno ruso de Vladimir Putin.

En una reunión con embajadores de su país, el mandatario lamentó que los esfuerzos diplomáticos de Rusia, Francia y Alemania no pudieron "convencer (a Poroshenko) de que el camino hacia una paz segura, sólida y duradera no puede pasar por la guerra", según difundió su oficina.

Además, la Cancillería difundió más tarde en Moscú otro comunicado en el que reiteraba la posición de Rusia con respecto a la situación en el país vecino.

"Exigimos a las autoridades ucranianas que renuncien a disparar contra las ciudades y pueblos pacíficos de su Estado, volver a un alto de fuego real para salvaguardar las vidas de las personas", reclamó la Cancillería.

Sin embargo, la posibilidad de reinstalar una tregua entre el gobierno ucraniano y las milicias separatistas de Donetsk y Lugask parece alejarse cada vez más.

Sobre Poroshenko pesan las exigencias de las regiones occidentales del país, que reclaman terminar de una vez con el levantamiento separatista en el Este y, especialmente, la presión de los manifestantes y milicias creadas en el fervor de las protestas de la plaza Maidan a fines del año pasado.

Fueron estos grupos, nacionalistas algunos y pro occidentales otros, los que lograron forzar el derrocamiento del anterior presidente, el pro ruso Viktor Yanukovich, en febrero pasado.

Algunos de los sectores más extremos que participaron de este movimiento de protesta actualmente forman parte de los nuevos grupos paramilitares creados por oligarcas aliados de Kiev para enfrentar, junto al Ejército, a las milicias separatistas que controlan gran parte de las provincias de Donetsk y Lugansk.

Fuente: Télam

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha