viernes, 27 de junio de 2014

Hacienda constata "trato de favor" a la empresa que supuestamente pagó 200.000 euros a Cospedal

Hacienda constata "trato de favor" a la empresa adjudicataria del contrato de basuras de Toledo en 2007 y que, según Luis Bárcenas, pagó una comisión de 200.000 euros para financiar irregularmente la campaña de María Dolores de Cospedal. Es una de las conclusiones del informe de la Intervención General del Estado (IGAE) que el juez Pablo Ruz tiene sobre su mesa.

El informe señala que existió un trato de favor ilegal después de la adjudicación a la empresa Sufi -filial de Sacyr- y que debería haber conllevado la anulación de la campaña. Según la IGAE, se actuó "omitiendo el procedimiento legalmente estableciendo y careciendo de los informes preceptivos, por lo que se podría considerar nulo de pleno derecho".

Los investigadores señalan que cuatro días antes de las elecciones de mayo de 2007 el Gobierno del Ayuntamiento de Toledo, compuesta por concejales del PP, modificó once millones al alza el precio del contrato con el objetivo de asumir la mejora del convenio de los trabajadores. La IGAE señala que ese aumento no debía haber sido asumida "únicamente por la administración".

El coste para las arcas públicas pasó en dos meses de 6,13 millones a 17,4 millones de euros. El compromiso de elevar el coste del contrato se confirmó con un "acuerdo de ejecución y mantenimiento del equilibrio financiero de la concesión" que el Ayuntamiento de Toledo, gobernado desde las elecciones por el socialista Emiliano García-Page, aprobó el 15 de noviembre de 2007. Entonces se contempló un "sobrecoste" para las arcas públicas de 7,2 millones para los diez años de contrato y 4,1 millones más adicionales para los cuatro de prórroga.

El contrato adjudicado a Sufi proporciona a la empresa un contrato de más de 60 millones de euros durante una década, y fue valorado por una consultora externa, la Consultora de Gestión de Empresas SL, no por los técnicos municipales, según informó en su momento El País, siendo la primera vez que una gestión de estas características no se consultaba desde el mismo Ayuntamiento. La empresa se presentó con la oferta económica más baja, que sólo significaba 20 puntos en la valoración, mientras que la metodología de trabajo y medios contaba por 50 puntos en el proceso.

Luis Bárcenas aseguró ante el juez Ruz haber recibido 200.000 euros procedentes de la empresa Sacyr para financiar la campaña de Cospedal. El extesorero del PP, que entregó a Ruz los recibís de la operación, vinculó esa comisión a la adjudicación del contrato de basuras de Toledo.

El Partido Popular admitió que los 200.000 euros que Bárcenas afirma haber entregado al gerente del partido en Castilla-La Mancha, Ángel Cañas, no figuran en la contabilidad del partido, si bien Cañas niega haber recibido ninguna cantidad en metálico, a pesar de que su firma aparece en el recibí de la cantidad.

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha