viernes, 30 de mayo de 2014

La justicia española veta parte de la investigación del franquismo de Servini

Nuevo revés para la investigación de los crímenes del franquismo en España. Este lunes, el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga vetó la visita de la jueza argentina María Servini de Cubría, instructora de la denominada querella argentina, a un antiguo cementerio de la capital. Se trata del segundo contratiempo de estas características, después de que la pasada semana un juzgado de Miranda de Ebro (Burgos) le negase la posibilidad de tomar declaración a un testigo.

Según informa la Coordinadora de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo, que se ha reunido de urgencia en la tarde de este martes para analizar la situación creada, la magistrata tenía previsto inspeccionar el cementerio, donde más de 4.000 personas fueron fusiladas durante la Guerra Civil y la dictadura. Servini iba a contar con el apoyo de historiadores en su recorrido.

De acuerdo con el abogado de los querellantes, Máximo Castex, la autoridad judicial esperó hasta el mismo lunes para denegar la visita, tras días de esfuerzos por parte de las víctimas para coordinar la visita e, incluso, tras desplazarse los represaliados durante el franquismo hasta el cementerio la misma mañana del lunes. El juzgado que se negó a auxiliar a la jueza argentina en sus diligencias argumentó que prevé una inspección similar el 18 de junio.

Castex denunció, en declaraciones que recoge Europa Press, que el objetivo era que la juez tomara “contacto directo e hiciera una inspección ocular” de la zona donde tuvieron lugar los hechos y de las fosas y que “eso no se suple con un informe que le remitan, por más que esté ilustrado con fotos y vídeos, por mucho que esté muy bien documentado”. "Es una noticia sorprendente e ilógica, que no tiene mucho asidero”, zanjó el letrado.

Diligencias frustradas

No se trata de la primera ocasión en la que Servini, que aterrizó en España el pasado domingo 18 de mayo, ve frustradas las diligencias solicitadas a la justicia española. El pasado lunes 19 de mayo, la jueza no pudo tomar declaración al miliciano anarquista Félix Padín, actualmente ingresado en el Hospital de Miranda de Ebro (Burgos), puesto que el exhorto para que la magistrada pudiera proceder al interrogatorio no había llegado aún al juzgado correspondiente.

Las comisiones rogatorias de la jueza Servini, en las que solicita el auxilio de jueces españoles para la práctica de sus diligencias, se recibieron en España el lunes 12 de mayo. Se trata del procedimiento habitual en estos casos, informaron fuentes del Ministerio de Justicia, en virtud del Tratado de Extradición y Asistencia Judicial en materia penal entre el Reino de España y la República Argentina, en vigor desde 1990.

Una vez recibidas, las comisiones fueron trasladadas a los jueces decanos de las ciudades en las que Servini tenía intención de tomar declaración a testigos o de recabar documentos sobre los crímenes cometidos por el régimen de la dictadura franquista. De ahí debían pasar al juez de turno o al que tuviera iniciada una investigación sobre esta materia, que era quien debía aceptar o denegar la petición y coordinar su agenda con Servini para auxiliarla en sus diligencias.

Fuentes consultadas por este diario ya indicaron que el plazo era escaso y que, con toda probabilidad, las comisiones rogatorias no estarían resueltas a tiempo para la fecha del viaje a España de Servini, fecha que no fue comunicada por cauces oficiales y que en el Ministerio de Justicia se conoció únicamente a través de las publicaciones en medios de comunicación.

Fuente: Infolibre

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha