domingo, 18 de mayo de 2014

El PP rechaza la retirada de los edificios religiosos de símbolos franquistas

La Comisión de Educación y Cultura de Les Corts ha rechazado hoy, con los votos en contra del PP y a favor de la oposición, una proposición no de ley del grupo Compromís que pedía la "retirada inmediata" de los edificios religiosos de los "símbolos de exaltación de la dictadura franquista".

La proposición, defendida por la diputada de Compromís Mònica Oltra, pedía a Les Corts que instaran al Consell a la retirada de estos símbolos en el plazo de seis meses y, en caso de incumplimiento, que se retiraran "todas las subvenciones y ayudas públicas a la confesión religiosa que lo incumpla".

Oltra ha asegurado que el PP "no ha roto con el franquismo" y practica la "insumisión" de la Ley de Memoria Histórica, ya que "no acata las normas que no comparte y defiende las ideologías que si comparte".

"Sobre la Administración recae la obligación legal de retirada de los símbolos de exaltación de la dictadura", según Oltra, quien ha agregado que esa obligación "se revela con mayor intensidad cuando se trata de edificios públicos son sustentados con fondos públicos".

Según Oltra, la ley de Memoria Histórica establece que las Administraciones Públicas "tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, la guerra civil y de la represión de la Dictadura".

El texto normativo, según Oltra, añade que entre estas medidas "podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas".

Al respecto, la diputada del PP Mónica Amorós ha destacado que en en el PP no son "herederos ni culpables absolutamente de nada" y ha afirmado que la oposición "solo quiere resurgir el pasado".

"Pero no voy a hacerlo -ha añadido Amorós- porque si lo hiciéramos, podríamos hablar de Paracuellos del Jarama".

La diputada popular ha recordado que la Ley de Memoria Histórica establece como causa de excepción que concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidos por la Ley, "algo que debe ser constatado por técnicos cualificados caso por caso".

Respecto a los inmuebles singularmente protegidos, ha señalado que en aplicación de la ley de Patrimonio Cultural Valenciano se establece que se preservará la integridad del inmueble y no se autorizará "la separación de partes esenciales ni de elementos que le son consustanciales, así como que deben respetarse las aportaciones de distintas épocas que hayan enriquecido sus valores originales".

"La retirada de estos elementos no puede hacerse de forma inmediata, pues exigen informes técnicos que valoren las razones artísticas, arquitectónicas o histórico artísticas", ha afirmado Amorós.

Por su parte, Ignacio Blanco (EU) también ha criticado que el PP "se sitúa donde siempre, con el franquismo" y ha señalado que no es "casualidad" que los gobiernos central y valenciano "no tienen ningún interés en que se quiten esos símbolos".

El diputado socialista Juan Soto ha señalado que con el proyecto no de ley presentado por Compromís no se está exigiendo "que nadie haga procesiones de fe democrática, solo pidiendo el cumplimiento de la Ley".

"Aquí los niños que van al colegio tienen que pasar por debajo de símbolos de expresión de atrocidad dictatorial y los católicos demócratas tienen que verse agredidos por simbologías que presentan lo contrario que sus principios defienden", ha agregado Soto.

Fuente: La vanguardia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha