miércoles, 30 de septiembre de 2015

El TSJC cita a Mas, Rigau y Ortega a declarar como imputados por la consulta del 9-N

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha citado a declarar como imputados el mes que viene al president catalán en funciones, Artur Mas, a la exvicepresidenta del Govern Joana Ortega y a la consellera de Enseñanza Irene Rigau por la consulta del 9-N.

Las fechas son el 13 de octubre (Rigau a las 10 horas; Ortega a las 16 horas) y el 15 (Mas, a las 10 horas), según consta en la providencia. El TSJC también ha llamado a declarar el lunes 19 de octubre a cinco testigos que había solicitado la Fiscalía, entre ellos, al responsable técnico informático que asumió la coordinación y dirección de los servicios prestados por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI).

El juez Joan Manel Abril instruye la causa a partir de las querellas de la Fiscalía, Manos Limpias y otros en relación con la consulta popular. Los tres querellados solicitaron que no se acordaran nuevas diligencias de investigación ni testificales hasta que comparecieran como imputados ante la justicia.

La fiscalía acusaba concretamente a los querellados de haberse "negado abiertamente a dar el debido cumplimiento a una resolución emanada del máximo intérprete de la Constitución", al organizar este proceso participativo pese a la suspensión decretada por el TC.

En su escrito, el Ministerio Público consideró que los ahora imputados sabían que la consulta prevista inicialmente -primero- y el proceso participativo -después- habían sido suspendidos, y aludió a estas declaraciones de Mas: "Si la Fiscalía quiere conocer quién es el responsable de abrir los colegios que me miren a mí, el responsable soy yo y mi gobierno".

La Fiscalía consideraba que no es necesario que la negativa del Govern a cumplir la decisión del TC fuese expresa, sino que "esa voluntad puede deducirse, tanto en comportamientos activos como omisos, expresos o tácitos", recogía el escrito.

También insistía en que fue "una consulta planificada, auspiciada y financiada" por el Govern, que el contenido de la suspensión no dejaba margen a la duda y que, pese a eso, los tres querellados participaron en su fomento de manera personal y directa, decía literalmente.

CDC: "Se quiere descabalgar a quien ha ganado"

El portavoz de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), Pere Macías, ha denunciado que las instituciones del Estado "no gozan de buena calidad democrática" y que "cuando se quiere descabalgar a alguien que ha ganado en las urnas por estos procedimientos no suena a democracia de calidad".

Asimismo, Macías cree que después de las elecciones catalanes del domingo lo que debería haber ocurrido es que se hubiera citado a Mas a "dialogar sobre el conflicto entre Cataluña y España" en lugar de que le cite un tribunal de Justicia.

El portavoz de Convergencia ha defendido la convocatoria de la consulta no vinculante del 9N del pasado año, en la que pudieron participar -ha recordado- dos millones y medio de ciudadanos que expresaron su opinión "libre, democrática y cívicamente" y que, en su opinión, ahora tendrían que ser también imputados con Mas.

"Por este camino de la judicialización de la política y de un conflicto es obvio que no se va a resolver nada", ha advertido Macias tras insistir en que la imputación de Mas demuestra el "agotamiento de un modelo de Estado y de una forma de gobernar" que no da valor de la política y la quiere "subvertir a través de perseguir judicialmente a quienes disienten.

No cree, sin embargo, que la imputación perjudique a Mas políticamente, sino al contrario. A su juicio, avala aún más la necesidad de contar en Cataluña con un Estado abierto, dialogante y con calidad democrática. "Esto le da muchísima más razón a Artur Mas", ha asegurado Macías.

Mas tendrá que declarar en persona

Mas tendrá que declarar en persona el jueves 15 de octubre ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y no podrá hacerlo ni por escrito ni videconferencia, han explicado a fuentes del tribunal.

Fuentes del tribunal han explicado que, al ser la citación en calidad de imputado, deberá hacerlo en persona, al contrario de lo que hizo, por ejemplo, en su declaración como testigo en abril de 2014 en la causa de la Audiencia Nacional contra 19 acusados por bloquear el Parlament, cuando declaró por videoconferencia desde su despacho de la Generalitat.

Sin embargo, por ley también cabría la posibilidad excepcional de que, por "deferencia" al presidente --no en el caso de Ortega y Rigau--, la comitiva judicial al completo pudiera desplazarse al Palau de la Generalitat para tomarle allí declaración, han explicado las mismas fuentes.

Se da la circunstancia de que el 15 de octubre coincide con el 75 aniversario del asesinato del expresidente de la Generalitat Lluís Companys, y es tradición de las instituciones catalanas y de algunos partidos rendirle homenaje en el Fossar de la Pedrera, en el Cementerio de Montjüic --donde está su tumba--, acto al que Mas siempre ha asistido y que este año coincide con su citación judicial.

Fuente: 20 Minutos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha