miércoles, 17 de septiembre de 2014

PP, PSOE y UPyD rechazan un referéndum sobre la república

No habrá referéndum para que el pueblo español decida la forma de Estado: monarquía o república. Los grupos parlamentarios de los conservadores y los socialistas, con el apoyo también de UPyD, votaron en contra de la moción planteada por La Izquierda Plural por la que se instaba al Gobierno a que pusiera en práctica el artículo 92 de la Constitución que hace posible la modalidad de una consulta directa a la ciudadanía. En esta ocasión no ha habido votos díscolos en el grupo socialista. La votación final, con 316 diputados presentes ha sido de 26 votos a favor del referéndum, 274 en contra y 15 abstenciones. Toda la bancada azul del Gobierno estaba vacía.

El resultado final de la votación ha sido el previsto. No ha habido sorpresas aunque el debate ha obligado a los diferentes grupos parlamentarios a justificar el sentido de sus votos. Pero ni siquiera en este terreno han aparecido argumentos políticos diferentes a los ya expuestos en otras ocasiones anteriores por las diferentes formaciones.

Los conservadores, que con su mayoría absoluta eran suficientes para derrotar la propuesta del grupo de izquierdas, han sostenido que la iniciativa es, sencillamente, ilegal, según su portavoz Gómez de la Serna. Y en base a esa premisa, tal y como hizo ya la semana pasada en el debate de la interpelación la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el portavoz conservador se ha dedicado a descalificar la moción sometida a discusión.

Los epítetos empleados por el portavoz de la formación conservadora tampoco han sido muy distintos a los pronunciados por la número dos del Ejecutivo. Si acaso ha ido un paso más allá: "Usted ha venido a dar lecciones de democracia con un discurso de demagogia infantil, simple y maniqueo; precisamente ustedes que soportan sobre sus espaldas la mayor de las infamias políticas". Esta frase hizo que el portavoz del grupo de La Izquierda Plural exigiese su retirada del diario de sesiones. El portavoz conservador aseguró que no se refería al grupo parlamentario de La Izquierda Plural "sino a su ideología" y la cosa quedó ahí.

Los socialistas, sin emplear los argumentos esgrimidos por la bancada de la derecha, han esgrimido que un asunto de tanta relevancia no puede quedar reducido al debate de una mera moción parlamentaria. Así lo ha explicado su portavoz, Meritxell Batet, quien ha reivindicado los argumentos expuestos por Luis Gómez Llorente en el debate del texto constitucional cuando justificó "la renuncia al republicanismo del PSOE en aras del consenso y de la convivencia". Según el grupo socialista, un asunto de este calado requiere un debate más amplio y sosegado que contemple la reforma de la Constitución. "Una reforma ha de tener el mismo respaldo o mayor respaldo que el que obtuvo el actual texto constitucional. Es necesario un consenso y estar a la altura del que lograron nuestros padres", ha insistido Batet. En consecuencia, según su portavoz, no ha lugar a votar a favor de la propuesta de La Izquierda Plural.

Pero la meridiana claridad de esta posición estuvo precedida de un debate en el seno del grupo socialista durante la reunión semanal que mantuvieron sus diputados a primera hora de la tarde. En ese cónclave los diputados Odón Elorza y Manuel de la Rocha pidieron que la posición del grupo fuera la abstención, a lo que la mayoría de los diputados se opuso. Se da la circunstancia de que Elorza, junto con los diputados socialistas Paloma Rodríguez y Guillem García Gasulla, rompieron la disciplina de voto de su grupo el pasado 11 de junio al abstenerse en la votación de la ley de abdicación del rey Juan Carlos. En aquella ocasión el entonces líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el "alma republicana" de su partido era compatible con la monarquía constitucional que había encarnado el monarca dimisionario.

Desde UPyD también se esgrimió como argumento que un asunto tan importante debe abordarse mediante una modificación de la Carta Magna cumpliendo los mecanismos establecidos para su reforma. "Esta propuesta es una falacia porque no pretende lo que plantea; me suena a chavismo, la verdad", ha dicho su portavoz, Martínez Gorriarán. En consecuencia el grupo magenta también ha votado en contra de la moción de La Izquierda Plural.

El portavoz del grupo de izquierdas, Alberto Garzón, ha insistido en la legalidad de la propuesta contenida en la moción para la convocatoria de un referéndum para que el pueblo español se pronuncie sobre una monarquía o una república como forma de Estado. Pero además, ha añadido, es una medida para promover la regeneración de la democracia española para hacer frente a la crisis económica y al proceso de deterioro político e institucional.

"La monarquía hereditaria ha estado protegida por el bipartidismo imperante y está inmersa en casos de corrupción, el enchufismo y el favoritismo. Nuestro republicanismo, heredero de la constitución de 1931, significa democratizar la economía y modernizar las estructuras del Estado; en definitiva, acercar la toma de decisiones al pueblo", ha dicho Garzón. "No hay excusas legales; si no hay voluntad política al menos que no haya cobardía: digan por qué se niega el derecho a decidir al pueblo español", ha sentenciado.

A favor también se han pronunciado el grupo vasco del PNV, cuyo portavoz, Aitor Esteban, ha dicho que "es de justicia utilizar el artículo 92 de la Constitución para preguntar sobre el modelo de Estado". Y también la mayoría de los integrantes del grupo mixto. Uno de ellos, el representante de Amaiur, Sabino Cuadra, ha llegado a afirmar en su intervención: "A la monarquía, y más a esta que es heredera del dictador, ni agua en el desierto". Joan Tardá, de ERC, y Olaia Fernández, de BNG, también han apoyado la iniciativa de forma vehemente.

La representante de CiU, Montserrat Surroca, repitió el argumento de Durán en el reciente debate sobre la abdicación del rey Juan Carlos: "Entre monarquía o república: Catalunya". La diputada de la coalición nacionalista catalana, grupo que se abstuvo en la votación, empleó su intervención para reivindicar "el derecho del pueblo de Catalunya para decidir qué futuro quiere; así se ha manifestado el pueblo el pasado jueves en las calles de Barcelona".

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha