martes, 5 de agosto de 2014

La Diputación de Granada castiga sin dinero a un festival de música por su cartel ‘republicano’

Un cartel muy sencillo, pero llamativo y vistoso, anuncia la 24 edición del Parapanda Folk, uno de los uno de los pocos festivales andaluces dedicados a las músicas étnicas que organiza el municipio de Íllora, en los Montes Orientales de Granada. En el cartel destaca un brazo alzado, pintado en rojo sobre un fondo blanco, que empuña una flauta travesera con los dedos dibujados con los colores de la bandera republicana: dos dedos en rojo, dos en amarillo y el meñique de morado, junto al verso “Se hace camino al andar”, del poema ‘Caminante no hay camino’ de Antonio Machado.

A la Diputación de Granada, gobernada por el PP, no le parece apropiada la imagen anunciadora del festival y ha retirado repentinamente la subvención de 24.000 euros que venía concediendo para el Parapanda Folk. Antonio Caba, director del festival, se queja del escaso interés de las instituciones andaluzas y, en concreto, de la Consejería de Cultura, que en los dos últimos años le ha dado la espalda al certamen.

“De la quema se salvaba la Diputación de Granada, la que desde la primera edición del festival nos ha arropado, pero a falta de unos días para la celebración, nos retira su apoyo porque el cartel e imagen de este año no les ha resultado apropiado, argumentando que no se había consensuado, un requisito que nunca se ha hecho”, explica el director.

El alcalde de Íllora, el socialista Francisco Domene, acusa al equipo de gobierno de la Diputación de censurar el cartel y chantajear a la organización del Parapanda Folk por exigirles la retirada de la imagen anunciadora del certamen. Domene considera un “atentado contra la libertad” las presiones de la Diputación de Granada, que amenazó al Ayuntamiento de Íllora con retirarle la subvención, aprobada en pleno, si el festival no modificaba el cartel.

El Parapanda Folk, que arranca hoy y concluye el 27 de julio, se celebra en Íllora y en las cinco pedanías del municipio, con programas de exposiciones, Cine Folki, poesía, ciclo de música antigua, folk en la calle y la presentación de 21 conciertos que son gratuitos para el público. La subvención que le ha retirado la Diputación supone el 68% del presupuesto del festival, cuyos gastos ascienden a 35.000 euros. La decisión de la institución provincial obliga al Ayuntamiento de Íllora a aportar esa cantidad de las arcas municipales.

El alcalde se pregunta si son “compatibles con el dinero público” las subvenciones que viene dando la Diputación a otros municipios para sus fiestas patronales, en las que aparecen vírgenes y santos en sus carteles anunciadores, y “no es compatible poner un verso de Marchado”. El alcalde de Íllora ha anunciado que reclamarán los 24.000 euros que le corresponden al festival con todos los medios que sean necesarios y ha acusado al diputado de Cultura, José Torrente (PP), de anteponer su ideología “ultraconservadora” al interés general del municipio.

Según el alcalde, la Diputación ha intentado chantajear a la a dirección del festival para que modificara el cartel y lo retirara de la calle y de las redes sociales. “El Parapanda Folk siempre ha tenido un carácter reivindicativo”, explica Domene, que lamenta la falta de apoyos a una iniciativa genera empleo y movimiento económico en una de las zonas con mayor tasa de paro de la provincia.

Fuente: Andaluces diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha