jueves, 31 de julio de 2014

La demanda de paternidad contra Juan Carlos de Borbón llega al Supremo

La entrada en vigor de la ley impulsada por el Gobierno para convertir en aforado a Juan Carlos de Borbón ha tenido su primera consecuencia. Según cuenta el diario El Mundo, el procedimiento relativo a la demanda de paternidad interpuesta por Albert Solà contra el anterior rey ha llegado al Tribunal Supremo.

Solà, que lleva los apellidos de sus padres adoptivos, asegura que su madre biológica, Anna María Bach, perteneciente a una familia de banqueros catalanes, mantuvo una relación en Barcelona en 1956 con Juan Carlos de Borbón cuando era príncipe de Asturias. En una reciente entrevista en eldiario.es Solá explicaba cómo había tenido conocimiento de su situación.

El procedimiento llega desde la Audiencia Provincial de Madrid, que era la encargada de resolver el recurso planteado por Solà contra la decisión del Juzgado de Primera Instancia número 34 de Madrid de no admitir a trámite la demanda en noviembre del año pasado.

Para argumentar su decisión, el juez Eduardo Fontán invocaba el artículo 56.3 en el que se señala que "la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad". Sin embargo, y a diferencia de lo que había hecho con una anterior demanda de paternidad rechazada en 2012, Solà recurrió la decisión del juez.

La abdicación del anterior rey se produjo mientras la Audiencia Provincial de Madrid estudiaba el recurso. Aunque en ese momento la figura del rey dejaba de ser inviolable, la entrada en vigor de la Ley Orgánica 4/2014 que convierte en aforado al monarca "que hubiera abdicado" y de una disposición transitoria que obliga a trasladar "inmediatamente" al Supremo todas los procedimientos iniciados antes del aforamiento, ha dado lugar a que sea el Alto Tribunal el encargado de pronunciarse sobre el recurso.

De esta forma, la Sala Civil del Tribunal Supremo deberá pronunciarse por primera vez sobre la aplicación del principio de inviolabilidad del rey puede aplicarse a demandas formuladas cuando aún lo era. En el último escrito presentado por Solá para apoyar su recurso, el demandante afirmaba que ese privilegio "únicamente debería abarcar los hechos que realizó en el ejercicio de sus funciones y no amparar conductas que pudo realizar en su esfera jurídico privada".

Según contaba el propio Solà a eldiario.es, el supuesto hijo de Juan Carlos de Borbón estaría dispuesto a frenar la demanda si el anterior rey se pusiera en contacto con él. "Conmigo lo tiene muy complicado (Juan Carlos de Borbón). Ya lo iremos viendo poco a poco. A las buenas, no. Créame, que con hablar, lo paro todo", afirmaba.

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha