miércoles, 16 de julio de 2014

La Comunidad de Madrid jubila forzosamente a uno de los portavoces de la marea blanca

En unos días, Marciano Sánchez Bayle cumplirá 65 años. El presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), portavoz de la Federación para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y vicepresidente de la Internacional Association of Health Policy, pretendía seguir unos años más como jefe de la sección de Pediatría del Hospital del Niño Jesús de Madrid, donde trabaja desde hace 37 años. La semana pasada, la Consejería de Sanidad le denegó la solicitud que había presentado para prorrogar su actividad. Es habitual que los médicos se jubilen después de los 65 años.

" Está claro que es una represalia. El Consejero de Sanidad [Javier Rodríguez], que tiene 70 años, aseguró que no iba a haber más jubilaciones forzosas este año", denuncia Sánchez Bayle. "Está claro que no le gusto, pero se ha equivocado, porque ahora tendré más tiempo para hacer lo que a él no le gusta, que es denunciar la privatización y desmantelamiento de la sanidad pública", asegura. No obstante, Sanchez Bayle va a recurrir esta decisión en la Viceconsejería de Sanidad. Si desestimaran su solicitud, tiene opción de ir a los tribunales, pero se lo pensará "porque ahora, ampararse en la justicia tiene una carga económica", critica.

Sánchez Bayle lleva años denunciando la privatización de los hospitales madrileños y su organización es una de las más activas dentro del movimiento de la Marea Blanca. La FADSP se opuso desde el principio a la introducción del conocido como ' modelo alzira' en los hospitales madrileños, allá por 2008, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre.

También se opuso a la progresiva implantación de la gestión privada de los centros de especializaciones y de atención primaria, denunció los intereses privatizadores que había tras la implantación del área única y arremetió contra las nefastas consecuencias de la externalización de los laboratorios clínicos hospitalarios, ahora centralizados en un mega centro propiedad de la empresa Ribera Salud, gestora de varios hospitales públicos en varias comunidades autónomas.

La FADSP asegura que la jubilación forzosa de Sánchez Bayle se suma a "otras represalias recientemente realizadas por la Consejería, como son el cese de cuatro directivos de centros de salud, o las presiones realizadas a los trabajadores sanitarios que informaban a los ciudadanos sobre las opciones para rechazar las derivaciones a centros privados".

Según la asociación, las jubilaciones están siendo utilizadas como un mecanismo para disminuir la plantilla de los centros sanitarios. "Oficialmente solo se cubren el 10% de las bajas (jubilaciones, fallecimientos, traslados, etc). En la práctica, en Madrid, la situación es peor, porque no se llega al 5%", aseguran.

Para Sánchez Bayle, "resulta paradójico que los mismos que pretenden imponer una prolongación de la edad de jubilación de manera forzosa a los 67 años, nieguen esta posibilidad a quienes voluntariamente desean hacerlo". Sea como sea, asegura, va a continuar "destapando verdades" desde la FADSP. Y, según teme, una vez pasen las elecciones municipales y autonómicas del año que viene, la Comunidad de Madrid, retomará su proyecto privatizador.

"A nivel judicial, se han retirado para que no haya una sentencia negativa paralice sus planes por completo. Pero siguen privatizando por la puerta falsa", asegura. Según argumenta, se prescinde de personal y de recursos que hacen aumentar las listas de espera. Y esa demora es la que les sirve de justificación para derivar a los pacientes a hospitales privados. "La pescadilla que se muerde la cola", insiste. "Todo perfectamente orquestado".

Fuente: El diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha