sábado, 2 de abril de 2016

Cervera se convierte en el quinto municipio catalán que declara 'persona non grata' al rey Felipe VI

El Ayuntamiento de Cervera se ha convertido en el quinto municipio catalán que declara persona non grata al rey y a la familia real, tras aprobarse una moción al respecto en el pleno municipal durante la noche de este jueves, tal y como ha explicado a Europa Press el alcalde, Ramon Royes (CDC).

La moción, propuesta por la CUP, ha contado con el voto a favor de ocho de los 13 ediles: uno de la CUP, cuatro de CDC, dos de ERC y uno de INSE, mientras que los dos concejales de MES y el de SiF se abstuvieron, y votaron en contra un concejal del PSC y otro del PP.

"Entendemos que la monarquía es una institución anacrónica, y que no tiene sentido que por nacer en una familia, una persona tenga más privilegios que otra", ha afirmado Royes.
Además, ha considerado que "la Casa Real no ha tenido una buena actitud con el proceso soberanista de Catalunya", y ha lamentado la inacción de la monarquía ante la crisis económica y en la de los refugiados.

Se da la circunstancia además de que existe una especial relación entre esta localidad y la familia Borbón. En 1717, Felipe V -el Animoso- dio orden de cerrar las seis universidades que existían entonces en Catalunya, para crear una institución universitaria única en esta localidad, como premio a su apoyo al monarca durante la Guerra de Sucesión Española.

Con todo, esta no es la primera moción crítica con la Casa Real que aprueba el consistorio, ya que en junio de 2014 impulsó una moción pidiendo que la princesa Leonor renunciara a su condado, y así se lo hizo saber por escrito el alcalde a la Casa Real.

La Casa del rey contestó en diciembre afirmando que "como heredera de la corona de España, ostenta con mucho orgullo, entre otros títulos, el de la condesa de Cervera".

Contando con Cervera, son ya cinco los municipios catalanes que han declarado este año a Felipe VI persona non grata, un gesto de nulas consecuencias jurídicas, pero con gran carga simbólica, que se une a una batería de iniciativas en varias comunidades autónomas para distanciarse de la Corona retirando retratos, bustos y menciones honoríficas.

En siete autonomías, alcaldes del cambio y nacionalistas han impulsado la retirada de retratos o bustos de los reyes Felipe VI y Juan Carlos I.

Fuente: Público

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con respeto.

 
Diseño de 'WordPress Themes' y render de Lasantha